lunes, febrero 20, 2006

se derrama la existencia

Aunque me detenga,
aunque retroceda sobre mis pasos
una y otra vez... ella llegará.
Tengo miedo de mi propio cuerpo,
ya impregnado de su olor,
tan terrorífico en la oscuridad,
y bajo el sol aún más.

13 Comments:

Blogger FLORKIN said...

Su olor está en todas partes...Lo importante es que ese olor tarde lo más posible en llegarnos, y si trae la guadaña....peor...(el macabrosismo en grado sumo.La marlita está KITI.

12:38 p. m.  
Blogger Pepa said...

y yo que no pensé en la muerte sino en el lado oscuro, que si lo escondemos apesta, esa parte que poseemos todas las personas en mayor o menor medida, oscura, oculta, que nos conforma y redondea...completa
el efecto de la mujercita, que al estar en lo oscuro es clara y viceversa, me llevó a creer que estaba completándose, redondeándose, siendo consciente de su complejidad

7:57 p. m.  
Blogger el espejo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

12:21 a. m.  
Blogger FLORKIN said...

Yo no creo que su opción sea amar a su enemiga...chiquito morbo...Lo importante sería conocerla y saber cómo y cuando va a actuar y adelantarte pegándote un tiro..(dios mío, esta no soy yo..¿qué estoy diciendo)

10:00 p. m.  
Blogger electroser said...

jajajaj. Bueno, pegarle un tiro a tu propia muerte viene a ser lo mismo que pegártelo a tí, o no? uhm. no sé.
No, creo que no...
Tienes razón, adelantarte y conocerla, en el sentido de saber qué cosas son las que te pueden conducir a ella, e intentar andar por otro lugar (¿esto sería pegarle el tiro?)
Lo de amar a su enemiga, no es más que amar a la propia vida, así creo que ella se espantaría y tardaría más en aparecer. Aunke kizás la vida y la muerte sean la misma cosa/persona, sólo que un día se viste de luto y coge una guadaña.
Pepa, me encanta la interpretación que haces de la mujercita que es consciente de su complejidad. Y es camaleónica-invertida. Se anticamufla en el entorno, cambiando según donde esté para destacar sobre el fondo.

10:10 a. m.  
Blogger teresa said...

sisi. muy guapo el efecto de claro oscuro sobre su cuerpo. imita al propio ojo y es muy convicente a nivel visual....

por cierto ¿da vueltas sobre un objetivo?

sobre la interpretacion filosofica ...ta guapa la de pepa. yo tambien me imagine una presencia fascinante y aterradora.

la muerte es tambien la vida, claro . y ademas la muerte como tu dices contiene un deposito de enrgia bestial. Deberíamos aprender a beber mas de ese pozo, pienso. Deberiamso pensar mucho mas en la muerte.Antes no habia una casa, que digo ni una habitacion de una casa donde nu hubiera muerto alguien. Hoy cada vez mas viviimos de espaldas a la muerte. A los vijos se los manda a los asilos y a los moribundos a los hospitales. Hay una profilaxis con la muerte que no es nada sana... es como si te quitaran una parte del puzle, como si cortaran una parte del relato y al final lo que ocurre es que no nos enteramos de nada porque no hemos experimentado durante la vida esta parte del puzle.


esttooo..perdon por el rollazo que no queria que me saliera tan largo :-P

8:10 p. m.  
Blogger electroser said...

Si, la muerte se ha convertido en algo totalmente aséptico, huele a medicinas y a desinfectante, y ya no viste de negro sino de blanco.
Es lo que comentábamos estos días del lado oscuro que tenemos, que es oscuro simplemente porque no queremos pensar en él, porque no lo miramos lo suficiente, pero que es absolutamente sano y necesario hacerlo. No se puede amputar uno la "negrura" y el sufrimiento, forman parte de nosotros tanto como la alegría y el placer, sin uno no disfrutaríamos de su opuesto, ni creceríamos. O como dijo Adrián una vez, que se le presentaba una cosa que era una mezlca entre un caballo y un toro con aliento en el hocico, al que había que mirar de reojo, pero sin perderlo de vista. Jung dice que cuando intentamos reprimir algo tan natural, se convierte en un ente que comienza a tener vida propia y sale de manera catastrófica por donde puede, por donde encuentra un hueco, desbocado... y nos atormenta. No lo asumimos, no sabemos cómo encajarlo, porque lo vemos como algo que está fuera de lugar, como que va contra natura y contra la normalidad, como una aberración.

Otro rollazo! perdón...

10:07 a. m.  
Blogger teresa said...

¿y que forma tiene la bestia del bioser?

:-))

10:21 a. m.  
Blogger poquezi said...

tu otro blog es interensantisimo...pero este está...guapisimo...las animaciones son como mas misteriosas...nosé...
me gusta!

12:15 a. m.  
Blogger electroser said...

gracias poquezi :)

10:22 p. m.  
Blogger Nelke said...

Un gusto pasar por aquí.

3:17 a. m.  
Blogger la incursionista said...

Hola electroser, una vez más paseando por el ciberespacio y de repente: un regalito "persouniversal" de esos que sólo tú sabes hacer. Una enigmática imagen y un breve texto que te absorbe, te hace reversible y te deja observando el interior en la oscuridad absoluta (y no por ello tétrica ni horrible). Creo que si su opción es amar a su enemiga es que busca incesantemente, de forma absolutamente necesaria, la paz consigo misma. Pues ¿quién es su enemiga sino ese lado oscuro, triste, llenito de dudas... Una pieza más, muy importante, de ese puzzle que nos conforma? Ella llama enemiga a ese aspecto que no le deja ser plena y muchas veces la ahoga en la tristeza. A ese lado abatido que suele presentarla macilenta, a esa duda existencial que todos llevamos encajada al costado. Yo le diría a esa niña que camina solitaria, que, como dice pepa muy acertadamente, es consciente de su complejidad, que no esta sola, y me atrevería a añadir, que se equivoca, que ella no es su enemiga, que no se desglose, que ella es sólo una, oscura y luminosa, única. Y que ser feliz es una opción.

Yo también me he enredado en palabras pero que gusto me da encontrarme y recrearme con ellas.

(todo esto es mi opinión, mi berborrea mental, que puedo parecer una enterada en posesión de la verdad y nada más lejos de mi intención)

2:46 p. m.  
Blogger P. C. said...

Electroser, vas a volver alguna vez?

9:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.